Buscar este blog

Google+ Followers

Seguidores

No huyas jamás

Para mi amada Olga,
la que aprendió a no huir,
a dar un paso nuevo cada día
y a no mirar nunca hacia atrás.





---

No huyas jamás. Que el temor no te domine
y puedas continuar tu propia senda.
Las penurias del camino no son tantas,
y, al final, los logros las compensan.

Da un paso más, y sin dudar avanza
con la fuerza de tu alma convencida.
Ese paso que sigue es el que importa
y puede ser el paso clave de tu vida.

No mires hacia atrás. Allí no queda nada.
Lo transitado es apenas una sombra
de lo que alguna vez fuiste y ya no eres.
Sería inútil carga en tus alforjas.

El pasado son los pasos que ya diste.
Ya no es, ya no está, sólo es recuerdo.
El futuro aún no existe, es horizonte incierto.
Lo que te espera sin que puedas conocerlo.

Tu premio por no haber huido nunca
es tu presente, el mirar hacia delante,
ser hoy mejor de lo que eras
y dando el paso nuevo superarte.

Entonces transitarás la vida
creciendo cada día, renaciendo,
y llegarás al final de tu camino
sin haberte convertido nunca en viejo.

Con amor, como siempre.
Daniel
22/10/2005

3 comentarios:

  1. Que hermosas palabras Daniel para una gran mujer como tu esposa! Bellisimo me encanto, gracias por compartirlo!

    ResponderEliminar
  2. Un verdadero placer leerte amigo! Me honras con tu amistad y me encanta esto que llena mi espiritu. Un abrazo. Vasco Oholeguy

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Vasco, aunque el honrado con tu amistad soy yo, pero no vamos a ponernos a discutir arrojándonos flores. Me satisface mucho que te haya gustado y siempre estoy a tu disposición. Un abrazo desde Esquel.

    ResponderEliminar